OSSE: Restringido de 11 a 17
18/12/2008

Lula y Castro impulsan una cooperación económica mutua

Los presidentes de Brasil y Cuba suscribieron convenios para trabajar en las áreas de transporte, energía, agro e infraestructura; se manifestaron contra el embargo de EE.UU.

Brasilia.- Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de Cuba, Raúl Castro, se comprometieron hoy a impulsar una "cooperación de doble vía" en todos los sectores y a marchar unidos en el proceso de integración latinoamericana puesto en marcha esta semana en las cumbres de Costa do Sauípe.

Castro fue recibido hoy con honores de Estado por su homólogo brasileño en el palacio presidencial de Planalto de Brasilia, en el inicio de su primera visita oficial a Brasil.

En un discurso antes de un almuerzo ofrecido a Castro y a la delegación cubana, Lula reiteró la intención de su Gobierno de "aumentar la cooperación" con Cuba en las áreas de transporte, energía, agrícola, infraestructura, ciencia y tecnología y minerales.

"Ayudaremos a Cuba a crear un parque industrial competitivo", dijo Lula, quien manifestó voluntad de "equilibrar" el flujo de comercio con la isla caribeña.

En los tres primeros trimestres de este año, el comercio entre ambos países ascendió a cerca de 500 millones de dólares, del que un tercio correspondía a exportaciones cubanas, según estadísticas oficiales brasileñas. Lula también agradeció la cooperación de Cuba con el sistema de sanidad e investigación en salud en Brasil.

Castro participó entre el martes y el miércoles en la I Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC) y en la reunión del Grupo de Río, mecanismo político en el que se integró Cuba. El complejo hotelero de Costa do Sauípe también recibió en estos días una reunión del Mercosur y otra de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Contra el embargo. Lula da Silva aseguró durante su discurso de bienvenida a Castro, que el embargo económico que Estados Unidos le aplica a Cuba "no tiene sustentación política, ética, ni moral", al tiempo que volvió a defender la anulación del acta de exclusión de Cuba de la Organización de Estados Americanos (OEA), que rige desde 1962, y dijo que su país "se va a empeñar" en revertirlo.

El mandatario brasileño abogó por cambios en el sistema económico y político internacional, y sostuvo que cuando "las ganancias de unos pocos amenazan las legítimas aspiraciones de bienestar de muchos, se vuelve impostergable una profunda revisión en el sistema financiero internacional". "Eso exige que los países en desarrollo tengan una voz más activa en las decisiones que afectan a toda la humanidad", añadió.

Por último, el mandatario brasileño elogió la adhesión del gobierno de Castro a los tratados internacionales relativos a derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales". "Eso demuestra que el camino es el de la negociación y no sólo el del enfrentamiento", aseveró.

En otro orden, Lula recordó que la revolución cubana de 1959 le sirvió como fuente de inspiración a toda una generación de brasileños durante el régimen militar (1964-1985).

"El patrimonio de ese pueblo revolucionario (el cubano) nos inspiró en los tiempos terribles de la opresión y continúa motivándonos en la construcción de un mundo mejor", afirmó Lula.

Añadió que muchas generaciones de brasileños, inclusive la suya, celebraron las transformaciones sociales que Cuba realizó en los últimos 50 años, cambios que la llevaron a convertirse "en una nación extremadamente desarrollada en materia de salud y educación".

Castro, agradecido. A su turno, Raúl Castro agradeció a Lula por el "permanente rechazo" de Brasilia al bloqueo económico que le impone Estados Unidos a Cuba.

También defendió la integración de los países del continente y aseguró: "Los latinoamericanos somos mayores de edad y ya podemos tener voz propia y decirles a los vecinos del norte de nuestro continente, de Europa, de Asia, del mundo entero, que podemos dar los pasos que nos conduzcan a otra situación".

Castro remarcó que tanto Cuba como Brasil trabajan juntos para que los países del continente no tengan intermediarios y puedan luchar por el multilateralismo y por la libre determinación de sus pueblos.

La visita de Castro a Brasil retribuye la que Lula da Silva hiciera a la isla en octubre pasado, cuando fueron firmados varios acuerdos bilaterales de cooperación en las áreas de energía y ayuda humanitaria. En esa ocasión, Lula visitó al ex presidente cubano Fidel Castro.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados