OSSE: Restringido de 11 a 17
17/12/2008

Chrysler cierra sus fábricas durante un mes por crisis

General Motors reducirá su producción

El fabricante estadounidense de automóviles Chrysler anunció hoy que cerrará todas sus fábricas durante un mes debido a la crisis económica.

Los empleados afectados no trabajarán desde el 19 de diciembre hasta el 19 de enero.

General Motors, el mayor fabricante del país, ya anunció la pasada semana que en el primer trimestre de 2009 reducirá la producción un 30 por ciento. Según la compañía, sus ventas cayeron un 41 por ciento en lo que va de año.

Según Chrysler, que fabrica también bajo las marcas Dodge y Jeep, sus concesionarios tienen numerosos clientes dispuestos a comprar vehículos, pero no pueden acceder a financiación ante la crisis de los mercados crediticios.

Los concesionarios aseguraron haber perdido entre un 20 y un 25 por ciento de su volumen de ventas por la crisis.

General Motors y Chrysler forman junto a Ford las "Tres Grandes" compañías fabricantes de automóviles de Estados Unidos. Las tres están actualmente negociando con el gobierno de George W. Bush un paquete de ayudas para salir de la crisis y evitar la bancarrota.

Chrysler, considerada la más débil de todas, hizo el anuncio de su planeado cierre en una carta enviada a los empleados, proveedores y al sindicato Trabajadores Automotores Unidos (UAW por su sigla en inglés) y que también publicó en su sitio de internet.

La compañía dijo que si bien los concesionarios estaban recibiendo público, estaban perdiendo entre el 20 y el 25 por ciento de esas potenciales ventas por la falta de financiamiento para la compra de autos nuevos.

"Como resultado de la crisis financiera, el mercado automotor sigue estando deprimido ante la persistente falta de créditos de consumo para los potenciales compradores", dijo la firma en el comunicado.

Por otro lado, Chrysler dijo que su brazo financiero podría verse obligado a dejar de dar los préstamos que utilizan los concesionarios para financiar sus inventarios, porque los operadores han retirado el dinero de un fondo que ayuda a financiar esos créditos.

El cierre paralizará las plantas en Estados Unidos, Canadá y México que fabrican los vehículos para sus marcas Chrysler, Jeep y Dodge.

Los más de 30.000 empleados de Chrysler en Estados Unidos representados por el UAW reciben casi todos los beneficios y salarios durante los cierres de plantas, pero los costos de mano de obra representan apenas cerca del 10 por ciento del costo total de un vehículo promedio.

Al suspender las operaciones en instalaciones, Chrysler y otras automotrices pueden reducir los costos de inventarios, componentes y cargos relacionados como los de los servicios básicos en grandes plantas de producción.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados