OSSE: Restringido de 11 a 17
15/12/2008

El periodista que lanzó los zapatos a Bush, convertido en un héroe para los árabes

El periodista iraquí en el momento de lanzar su zapato contra Bush en Bagdad. Al-Bagdadia, la cadena de televisión para la que trabaja, exige su liberación. Más de 200 abogados se interesan por defender al agresor.

BAGDAD.- El periodista iraquí que lanzó sus zapatos a George W. Bush durante su visita a Bagdad detesta a los americanos y había preparado su actuación durante bastante tiempo, según han asegurado sus compañeros de profesión.

Durante una rueda de prensa ofrecida ayer por Bush y el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, el periodista del canal de televisión Al-Bagdadia, Muntazer al-Zaïdi, se levantó del asiento en el que se encontraba y después de gritar "éste es el beso de despedida, pedazo de perro", lanzó sus dos zapatos contra el mandatario estadounidense, sin acertar en el blanco.

Inmediatamente después de la agresión, al-Zaïdi fue neutralizado y detenido por los miembros de la seguridad que se encontraban en la sala. El presidente de EE.UU. realizaba una visita sorpresa a Irak antes del fin de su mandato para luego desplazarse a Afganistán.

La cadena de televisión Al-Bagdadia para la que trabaja Al-Zaïdi ha instado a las autoridades iraquíes a que lo liberen y ha asegurado que "todas las medidas que se tomen contra el periodista serán consideradas como los actos de un régimen dictatorial".

Irak lo considera 'un acto vergonzoso'
"Al-Bagdadia pide a las autoridades iraquíes la liberación inmediata de su periodista conforme a la democracia y a la libertad de expresión que el nuevo régimen iraquí y las autoridades americanas han prometido al pueblo iraquí", asegura la cadena en un comunicado difundido en antena.

Por su actuación, Mountazer, de 29 años, se ha convertido en una celebridad en el mundo árabe. El movimiento del líder radical chiíta Moqtada Sadr le ha convertido en su héroe. Sin embargo, el Gobierno iraquí ha calificado el acto como "vergonzoso" y ha reclamado a la cadena que "pida disculpas por este acto que daña la reputación de los periodistas iraquíes y del periodismo en general".

El Consejo Sunita de Ulemas señaló que el acto había sido un "momento histórico", en el que se le mostró al presidente saliente de Estados Unidos y a todo el mundo lo que "los iraquíes piensan de la ocupación".

Según explicaron sus compañeros de profesión, el gesto contra Bush estuvo premeditado. "Mountazer nos había advertido hace al menos siete meses que lanzaría sus zapatos a la cabeza de Bush si tenía la ocasión de estar enfrente del presidente", ha manifestado uno de sus compañeros de la oficina de la cadena de televisión en Bagdad, que tiene su base en El Cairo.

"Cuando juró que lo haría, creímos que no eran más que palabras", añadió su compañero. Según otro colega de la cadena, "Mountazer odia América, odia a los soldados americanos y detesta a Bush". "Es un auténtico patriota en todas las cuestiones relativas a Irak. Es comunista", desveló un tercer compañero llamado Jihad al-Roubaie.

De momento, Mountazer no está solo. Un total de 200 abogados árabes han mostrado su disposición a defenderle: "Este héroe debe tener un juicio justo, y cerca de 200 abogados árabes se han presentado como voluntarios para defenderlo", aseguró el letrado Al Duleimi, antiguo jefe del equipo de defensa del difunto presidente iraquí Sadam Husein, ejecutado el 30 de diciembre de 2006.

Otro abogado iraquí, Tareq Harb, indicó que si le acusan de insultar a un jefe de Estado extranjero en visita a Irak, se enfrenta a un mínimo de dos años de prisión.

Mountazer trabaja desde hace tres años para la citada cadena de televisión y está diplomado por la Universidad de Bagdad. "No tenía lazos con el antiguo régimen de Sadam Hussein. De hecho, su familia fue arrestada bajo el mandato de Sadam. Es un hombre orgulloso de ser árabe, abierto de espíritu", declaró Moujir al-Khafaji, director de programas de Al-Bagdadia.

Originario de la región de Nassiriyah, a 350 kilómetros al sur de Bagdad, el periodista vive con sus hermanos en la capital. En noviembre del 2007, fue secuestrado por varios desconocidos y retenido durante una semana.

En Bagdad y en la ciudad santa chií de Najaf (160 kilómetros al sur de Bagdad), centenares de iraquíes se manifestaron hoy al grito de 'No a América' y otros como 'Bush, especie de vaca, felicitaciones por el zapato'.

zapatazoszapatazos

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados