OSSE: Restringido de 11 a 17
11/12/2008
EE.UU.:

La Cámara de Representantes aprobó el plan de rescate automotriz

Con 237 votos a favor, contra 170 se aprobó un rescate de hasta 15.000 millones de dólares. Ahora pasa al Senado. Es dura la resistencia de los republicanos. Los fabricantes habían pedido 34.000 millones. Grandes exigencias para las automotrices favorecidas que deberán reestructurar sus industrias.

Los miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobaron un paquete de rescate de 15.000 millones de dólares para la atribulada industria automotriz de EE.UU., pero el proyecto de ley aún enfrenta dura oposición de republicanos en el Senado.

Los representantes avalaron con 237 votos contra 170 la versión del texto acordada en la mañana entre los negociadores de la mayoría demócrata en el Congreso y la Casa Blanca.

El proyecto de ley pretende liberar de forma inmediata fondos por hasta 15.000 millones de dólares para préstamos a los fabricantes General Motors (GM) y Chrysler, en riesgo de quiebra inminente, mientras que Ford, el otro de los "Tres Grandes" de la industria automovilística estadounidense, hizo saber que no tendrá problemas de liquidez en lo inmediato.

Inicialmente, los fabricantes había pedido 34.000 millones de dólares para evitar la quiebra.

"Esperamos que la Casa Blanca mantenga su palabra" de suscribir la versión de la ley votada por los representantes, dijo la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara.

El proyecto de ley de casi 40 páginas y titulado "Proyecto de ley sobre la financiación y la reestructuración de la industria automotriz", fue publicado este miércoles en la página en internet de la Comisión de la Cámara de Representantes.

El mismo prevé principalmente la nominación de un administrador encargado de supervisar la puesta en práctica de las medidas de reestructuración por parte de los constructores.

El gobierno del presidente George W. Bush se comprometió a mantener una estrecha concertación con el equipo del presidente electo Barack Obama sobre esta nominación.

"Sabemos que habrá un nuevo presidente el 20 de enero y un nuevo equipo y queremos tener eso en cuenta en todo lo que hagamos, que ello sea conforme a las opiniones del presidente electo a fin de que sea más eficaz, porque finalmente, será bajo su administración que la decisión será tomada" sobre el futuro de los constructores, dijo Joel Kaplan, alto colaborador de Bush.

"Seguimos discutiendo con el Senado lo referente a este proceso", declaró en una rueda de prensa Steny Hoyer, jefe de la mayoría demócrata de la Cámara.

"Hay una gran reticencia (en el Senado) a ayudar directamente a los fabricantes (...) pero el impacto sobre la economía será muy grave" en caso de quiebra, precisó.

El proyecto permitiría liberar muy rápidamente 15.000 millones de dólares a los fabricantes General Motors (GM) y Chrysler, que advirtieron que podrían quebrar antes de fin de año si no recibían el auxilio financiero.

Pero la iniciativa aprobada por los Representantes tropieza con una encarnizada resistencia, principalmente de senadores republicanos.

El senador republicano John Ensign, por ejemplo, amenazó con maniobrar para retardar la votación hasta la semana próxima.

Por su parte, el sindicato del automóvil UAW expresó el miércoles su apoyo al "compromiso bipartidario que prevé la liberación urgente de 15.000 millones de dólares a la industria automovilística", según declaró su presidente, Ron Gettelfinger, en un comunicado.

Este plan "aporta un apoyo determinante" a este sector y "pone a funcionar un proceso de reestructuración de nuestra industria", añadió.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados